0 producto(s)
Categorias
 
 
 

Chistes

Muebles de sueño

SALONES
SALONES

RECIBIDORES
RECIBIDORES

DORMITORIOS
DORMITORIOS

Chistes
LA VENGANZA SERÁ TERRIBLE!

Un niño pequeño de unos 12 años iba andando por la calle, arrastrando de una cuerda a una rana aplastada. Llegó hasta uno de esos locales de mala reputación que tienen una luz roja en la entrada y llamó a la puerta. La madame abrió la puerta y, al ver un niño pequeño, le preguntó que quería. Él respondió que quería hacerlo con una de las chicas del local, que tenía suficiente dinero para pagar, y que no se iba a ir hasta conseguirlo.
La madame se lo pensó y decidió “¿por qué no?”, y le dijo que pasase. Una vez dentro, le invitó a elegir la chicas que más le gustase. Él preguntó si alguna de las chicas tenía alguna enfermedad y, por supuesto, la madame respondió que no.
Pero el niño había oído a los hombres del pueblo decir que habían tenido que ir al hospital a recibir tratamiento después de haberlo hecho con Marlene, y ESA era, precisamente, la chica que quería.
En vista de que el niño estaba tan empeñado y tenía dinero, la madame le dijo:
-“Marlene está subiendo por la escalera, en la primera habitación a la derecha”.
Siguiendo las instrucciones, subió por las escaleras arrastrando la rana aplastada. A los diez minutos bajó por las escaleras arrastrando la rana, pagó a la madame y se dirigió en silencio hacia la salida, momento en el cual, le paró la dueña del local para preguntarle:
-“¿Por qué has elegido a la única chica que tenía en el local con una enfermedad en lugar de cualquier otra?”.
El niño respondió:
-“Bueno, si tienes que saberlo... Esta noche cuando llegue a casa, mis padres van a salir a cenar y me van a dejar con la canguro. Cuando se hayan ido me lo voy a hacer con la canguro, que le gustan mucho los chavales jovencitos, y ella pillará la enfermedad que yo acabo de coger. Cuando vuelvan mis padres, papá acercará a la canguro a su casa, en el camino le hará el amor y pillará la enfermedad. Cuando papá vuelva de llevar a la canguro, él y mamá se acostaran, lo harán y ella también lo pillará. Por la mañana cuando papá se vaya al trabajo, el cartero traerá el correo y hará el amor rápido con mamá y también lo pillara, y ¡ÉL es el desgraciado que atropelló a mi RANA!”.

 CARTELES REVELADORES

Estaban varias amigas de vacaciones, cuando dando un paseo vieron un hotel de 5 pisos, que tenía un cartel que decía: “Prostíbulo para Mujeres”. Las chicas se emocionaron y como no estaban con sus novios, ni con sus padres, decidieron entrar. El portero, un “trolo” divino, les explicó cómo funcionaba:
-“Mariposas, tenemos 5 pisos; vayan subiendo piso por piso hasta donde encuentren lo que buscan, y ahí se quedan. Es muy fácil, hay carteles por todos lados”.
Las mujeres subieron al primer piso y, delante de la puerta, se encontraron con un aviso que decía:
-“Aquí, todos los hombres la tenemos cortita y finita”.
Las chicas se rieron y, sin dedicarle ni un sólo pensamiento a los infelices del primero, subieron al segundo piso. Delante de la puerta había un cartel que avisaba:
-“Aquí, todos los hombres la tenemos larga y finita”.
Todavía no parecía demasiado bueno, así que se dirigieron al tercer piso a ver si daban con los modelos perfectos. Al llegar leyeron en el aviso:
“Aquí, todos los hombres la tenemos cortita y gruesa”.
Esa era otra decepción, pero aún quedaban dos pisos por explorar, así que no se detuvieron y ascendieron al cuarto. Allí les aguardaba el cartel perfecto:
“Aquí, todos los hombres la tenemos larga y gruesa”.
Todas las mujeres gritaron excitadas y, cuando estaban a punto de entrar, se dieron cuenta que se iban a perder el quinto piso... Subieron rápidamente esperando hallar el paraíso, y se encontraron con el consabido cartel, que decía:
-“Aquí no hay hombres. Este piso fue construido solamente para demostrar que a las mujeres nada las complace”.


 

UNO DE INVENTOS

Henry Ford muere y sube al cielo. En la puerta, San Pedro lo recibe y le dice:
-“Bien, fuiste una persona buenísima y tu invento, la línea de montaje para automóviles, cambió el mundo. Como recompensa puedes pasear a voluntad en el cielo, puedes ir a cualquier lugar”.
Ford piensa un poco y dice:
-“Yo quiero estar junto a Dios un ratito”.
Entonces San Pedro pide a un ángel que acompañe a Ford a la sala del Todopoderoso. Ford entra en la sala y le pregunta a Dios con reverencia:
-“Señor Todopoderoso, cuando inventaste a la mujer, ¿en qué pensabas?”.
Dios pregunta:
-“¿Qué quieres decir con eso?”.
Ford le responde:
-“Bueno, tienes grandes problemas en el proyecto de tu invención:
1. No existe ningún modelo de gasóleo.
2. Hace mucho ruido cuando se recalienta.
3. El mantenimiento es extremadamente caro.
4. Necesita constantemente nuevas capas de pintura.
5. Tiene que quedarse en el garaje 5 días de cada 28.
6. Antes del primer tercio de su vida útil, se le caen los parachoques delantero y trasero.
7. El tapizado se cuartea a los pocos kilómetros...
8. El consumo de combustible es asombroso.
Y éstos son sólo algunos de los problemas...”.
-“Hmmm ...”, responde Dios, “aguarda un minuto”. Dios se dirige al Superordenador Celestial, cliquea un icono de la pantalla y aguarda... Casi instantáneamente aparece un listado. Dios lee el informe, se da la vuelta hacia Ford y le dice:
-“Puede ser que mi proyecto tenga problemas como dices pero..., en este preciso momento, hay más hombres subidos a mi invento que al tuyo”.

DISPARATES DE LOS PARTES DE ACCIDENTES

“Estaba convencido de que el vejete”, explicaba un conductor, “no llegaría nunca al otro lado de la calzada cuando le atropellé”. Algunos automovilistas, guiados por un irrefrenable ánimo de autoexculpación, como el anterior y el siguiente, pierden por completo la objetividad a la hora de describir el siniestro. “El peatón no sabía en qué dirección correr, así que le pasé por encima”.

En el siguiente caso, el declarante deja entrever que el peatón no le dio otra opción que arrollarle: “El peatón chocó contra mi coche y se metió debajo”.
Otros conductores revelan que atropellaron al peatón para evitar un mal mayor: “Para evitar chocar con el parachoques del coche de delante”, narra el presunto infractor, “atropellé al peatón”.

Algunos no encuentran una explicación racional al suceso y se amparan ante el juez en fenómenos paranormales, como el siguiente: “Un coche invisible que salió de la nada me dio un golpe y desapareció”.
“Llevaba”, dice otro en su declaración, “40 años conduciendo cuando me dormí al volante”.
“Cuando llegué al cruce, apareció de pronto una señal donde nunca había habido una señal de stop antes y no pude parar a tiempo”.
“Había estado todo el día comprando plantas”, detalla otro afectado, “y cuando llegué al cruce, un arbusto surgió de repente oscureciendo mi visión y no pude ver el coche que venía”.
Los hay también que les cuesta comprender qué pasó exactamente. Cuenta uno: “Volviendo al hogar me metí en la casa que no es y choqué contra el árbol que no tengo”.
En un caso, el automovilista inmiscuye a la madre de su esposa, que le acompañaba en el viaje, en el accidente: “Saqué el coche del arcén, miré a mi suegra y me fui de cabeza al terraplén”.

DE MÉDICOS (y I)

-“Doctor, no puedo dormir. Si me echo del lado izquierdo se me sube el hígado, y si me echo del derecho se me sube el riñón”.
-“Pues échese tripa arriba”.
-“Entonces se me sube mi marido”.


-“Doctor, me tiemblan mucho las manos”.
-“¿No será que bebe demasiado alcohol?”.
-“¡Que va!, si lo derramo casi todo”.


-“Veo que hoy tose usted mejor”.
-“Desde luego, doctor, me he entrenado toda la noche”.

DE MÉDICOS (y II)

-“Hice muy bien en recetarle los baños de mar”.
-“¿Estoy ya curado, doctor?”.
-“No, pero está usted más limpio”.


-“Y dígame, ¿qué hacia antes de casarse?”.
-“Lo que me daba la gana, doctor, lo que me daba la gana”.


-“Doctor, vengo a verle porque mi mujer está muy mala, muy mala”.
-“¿Qué le pasa?”.
-“Que se pone a hablar y se para”.


-“Doctor, ¿qué me aconseja para conservar el pelo?”.
-“Una cajita”.

 LOS BORRACHOS SIEMPRE DICEN LA VERDAD

Una señora muy emperifollada sube al autobús y se encuentra que sólo se puede coger a una barra, en la que también está muy agarrado un borracho.
Este último al verla le dice con voz gangosa:
-“FEA...”
A lo que la señora, muy ofendida, le contesta:
-“BORRACHO”. Y éste, ni corto ni perezoso, le dije:
-“Sí, tiene razón, pero a mí mañana se me pasa....”.

 

 LÓGICA INFANTIL

En un colegio, la profesora en plena clase explica:
-“La hiena es un animal que vive en el centro de África, come carroña, se aparea una vez al año y emite un sonido similar al del hombre al reírse. A ver, Pedrito, ¿entendiste la lección?”.
El niño le responde:
-“Sí, señorita, la hiena es un animal que vive en el centro de África, come carroña, hace el amor una vez al año y emite un sonido similar al del hombre al reírse”.
-“Muy bien, Pedrito. A ver tú, Carlitos”.
A lo que Carlitos responde:
-“La hiena vive lejos, en África creo, come carne podrida, disfruta una vez al año y se ríe como el hombre”.
La profesora,perdiendo algo de su entusiasmo, le responde:
-“Bueno, más o menos lo has entendido. A ver tú, Pepito”.
El alumno le contesta:
-“Maestra, hay algo que no entiendo: la hiena, con lo lejos que vive, la porquería que come y lo poco que fornica..., ¿de qué narices se ríe?”.

SOBRE EL MATRIMONIO (y I)

-Casarse es como ir a un restaurante con amigos: haces tu pedido y, cuando ves lo que pidió el otro, quieres lo que él tiene.

-El hombre no está completo hasta que se casa. Después está terminado.

Un niño le pregunta al padre:
-“Papá, ¿cuánto cuesta casarse?”.
El padre, después de dirigir una mirada a su esposa, le responde:
-“No sé hijo, pero yo todavía estoy pagando”.

 SOBRE EL MATRIMONIO (y II)

Un niño le pregunta al padre:
-“Papá, ¿es verdad que, en algunos países de África, el hombre no conoce a su mujer hasta que ya está casado?"
Y el padre responde:
-“¡Eso pasa en todos los países, hijo!”.

Un hombre dijo:
-“Yo no conocía la verdadera felicidad hasta que me casé, y después ya era demasiado tarde”.
Después de una pelea, una esposa le dijo a su marido:
-"Sabes, yo era una tonta cuando me casé contigo”.
Y el marido respondió:
-“Sí querida, pero yo estaba enamorado y no me di cuenta”.

MUJER INSTRUÍDA

Una pareja se fue de vacaciones a una laguna donde se podía pescar. El esposo amaba la pesca al amanecer, y a su mujer le encantaba leer. Una mañana, el esposo volvió después de varias horas de pesca y decidió tumbarse y dormir una pequeña siesta.
Aunque no estaba familiarizada con el lago, la esposa decidió salir a pasear en el bote. Remó una pequeña distancia, ancló el bote y retomó la lectura de su libro. Al poco rato, apareció el guarda en su bote. Llamó la atención de la mujer y le dijo:
-“Buenos días, señora. ¿Qué está haciendo?”.
A lo que la mujer le respondió:
-“Leyendo. ¿Es que acaso no es obvio?”.
El guarda le comunicó que se encontraba en un área de pesca restringida, y la mujer algo molesta le indicó:
-“¡Pero si no estoy pescando...! ¿No lo ve?”.
Entonces el guarda forestal le replicó:
-“Sí, pero tiene aquí todo el equipo. Tendré que llevarla conmigo y ponerle una multa”.
Indignada, la mujer amenazó:
-“Si usted hace eso, ¡lo denunciaré por violación!”.
-“¡Pero si ni siquiera la he tocado...!”.
Y la mujer le responde muy segura de sí misma:
-“Sí, ¡pero tiene aquí todo el equipo!”.

MORALEJA:
Nunca discutas con mujeres que saben leer.

 TODO DEPENDE...

¿Qué dirían los distintos periódicos y revistas si se acabara el mundo?. Éstos serían sus titulares:

-EL CORREO ESPAÑOL. EL PUEBLO VASCO: “Bilbao desaparece”.

-AVUI: “Catalunya s'acaba. La resta del mon tambe”.

-LA VANGUARDIA: “El Rey Don Juan Carlos concluye su reinado y el resto del mundo se le une con entusiasmo”.

-EL PERIODICO: “Se acabó lo que se daba”.

-HERALDO DE ARAGON: “No habrá trasvase del Ebro”.

-EL PAIS: Por fin se acaba "El Mundo".

-EL MUNDO: “El Felipismo, culpable del fin del mundo. Publicamos los documentos de la trama final”.

-ABC: “Mientras el mundo se derrumba, España va bien”.

-LA RAZON: “¿Tan pronto?”.

-MARCA: “Definitivamente, el Madrid el mejor equipo de la historia”.

-SPORT: “Adiós al Madrid. El equipo blanco se despide de la liga”.

-EL MUNDO DEPORTIVO: “Aquest any, tampoc”.

-LE MONDE: “C'est fini”.

-THE TIMES: “All we can say is: ¡God save the Queen!”.

-USA TODAY: “No time for impeachment”.

-NUEVO ESTILO: “Ideas funcionales para decorar el fin del mundo”.

-BRICOLAJE FACIL: “¿Preparado para el fin del mundo? Construye tu propio ataúd”.

-MAS ALLA: “Ahora veréis como teníamos razón”.

-SUPERPOP: “Tu primera y última regla”.

-COSMOPOLITAN: “Todos los trucos. Cómo seducirle en el último instante”.

-HOLA: “¿Adiós?”.

-SEMANA: El último divorcio de Rociito.

HAY QUE APUNTAR BIEN

Una pareja de recién casados e hijos de papá, deciden tener descendencia, pero resulta que por más que lo intentan nada de nada. Al cabo de un año de intentos fallidos, deciden investigar si en algún lugar del mundo hay alguien que, a cualquier precio, pudiera ayudarles a ver realizado su sueño.
Encuentran a un médico en los “yuesei” (EEUU) que tiene un método maravilloso, aunque supercaro y reservado, sólo a parejas con alto poder adquisitivo, dispuestas a pagarse el viaje a “Niuyorc”.
Como la pareja no habla inglés, y además el doctor tampoco habla español, consiguen entender por señas que lo que el médico quiere es verlos en acción. La pareja, un poco aturdida y avergonzada, lo consulta antes por celular con papá, llegando a la conclusión de que no hay más remedio, y hacen lo que les pide el doctor. Se ponen a darle con todo su brío, y el doctor se queda allí mirando, observando atentamente, desde cada ángulo, hasta que por fin dice “STOP”. Se sienta en su mesa con aire interesante, y extiende la receta sin mediar palabra. Muy contentos vuelven a su ciudad natal, se dirigen a toda prisa a la farmacia de guardia para pedir su receta:
-“Buenas, ¿qué desean?”.
Los tortolitos le dicen:
-“¿Tiene usted Triteoterol?”.
El dependiente les vuelve a preguntar:
-“¿Cómo dicen?”.
Y ellos le deletrean:
-“¡Sí!, TRI-TE-O-TER-OL”.
El farmacéutico alucinado les responde:
-“Triteoterol, Triteoterol... no me suena a nada”.
La pareja se reafirma diciéndole al dependiente:
-“Oiga, se lo juro, que venimos ahora mismo de los "yuesei" y nos lo ha recetado un superdoctor”.
La mano del farmacéutico sale del agujerito de “guardia” y les pide ver la receta. Perplejo, el farmacéutico les dice:
-“Creo que han leído mal... Aquí dice... ¡¡¡TRY THE OTHER HOLE!!!".

LAS ALUBIAS PINTAS

Había una vez un hombre que tenia una loca pasión por las alubias pintas; las amaba, aún cuando siempre le producían situaciones embarazosas debido a estruendosas reacciones intestinales. Un día conoció a una chica de la que se enamoró. Cuando ya era una realidad que se casarían, él se dijo a sí mismo:
-“Ella es tan dulce y tan gentil, que nunca aguantaría algo como esto”.
Así que el tipo hizo el sacrificio supremo; y abandonó para siempre las alubias pintas. La pareja se casó y, algunos meses después, un día él tuvo un accidente de coche mientras iba de casa al trabajo, y llamó a su esposa:
-“Cariño, llegaré tarde; tendré que caminar muchos kilómetros hasta llegar a casa”.
De camino, se detuvo en una cafetería y no pudo resistir la tentación... Pidió tres platazos de alubias pintas. Se pasó todo el camino a casa ventoseando cual motoretta tirando gases, y al llegar a casa creyó estar lo suficientemente seguro de que había expulsado hasta el último gas intestinal. Su esposa estaba muy contenta por su llegada y, agitada al verlo, exclamó:
-“Mi amor, esta noche tengo una increíble sorpresa para cenar...”.
Para su sorpresa, ella le vendó los ojos en la entrada de la casa y lo acompañó hasta la silla del comedor, donde lo sentó. Justo cuando ella le iba a quitar la venda de la cara, sonó el teléfono. Ella dijo:
-“No te quites el vendaje de la cara hasta que vuelva de hablar por teléfono, por favor, cariño”.
Tomando en cuenta la oportunidad de su ausencia, y sintiendo inesperadamente una repentina e inaguantable presión intestinal, apoyó todo su peso sobre una de sus piernas y dejó escapar una ventosidad. No fue lo suficientemente ruidosa, pero tan olorosa que sólo lo soportaría el autor de la misma. Sacó del bolsillo un pañuelo y empezó a moverlo vigorosamente para ventilar la habitación.
Todo volvió a la normalidad pero, de pronto, sintió ganas de tirarse otro, por lo que volvió a apoyar el peso de su cuerpo sobre una pierna y lo dejó escapar. A diferencia del anterior, éste podía ser el ganador de un gran premio. Desesperadamente, movió el pañuelo para mover el aire y ventilar más.
Con un oído atento a la conversación telefónica, le vinieron ganas de tirarse uno más, y se lo tiró. La cosa se puso difícil. Siguió desesperadamente, con los ojos vendados, y moviendo el pañuelo para hacer un poco de aire. Hasta que oyó que su esposa colgaba el teléfono, lo que indicaba el fin de su libertad. Colocó su pañuelo en su pierna y cruzó las manos encima, con una sonrisa de oreja a oreja, lo que sin duda alguna es la mejor imagen de una persona inocente.
Disculpándose por haber estado tanto tiempo al teléfono, su esposa le preguntó si se había movido el vendaje y había visto algo. Él le aseguró que no había visto nada y ella quitó la venda de sus ojos, y allí estaba la sorpresa:
¡¡¡DOCE INVITADOS A CENAR, SENTADOS ALREDEDOR DE LA MESA PARA SU FIESTA DE CUMPLEAÑOS SORPRESA!!!
 

ENTRE HOMBRES Y MUJERES (y I)

Un hombre va conduciendo por una carretera, cuando se da cuenta que un coche de la policía le está dando las luces para que se pare. Cuando aparca en el arcén, se le acerca un policía con cara de asco y le pregunta:
-“¿Sabía usted que su esposa se cayó del coche hace diez kilómetros?”.
A lo que el hombre le responde:
-“¡Oh, gracias a Dios! ¡Creí que me había quedado sordo!”.


Una pareja pasea por un parque y, al cruzar un puente, la mujer pregunta:
-“Querido, si me cayese al agua..., ¿me salvarías?”.
El hombre se queda pensativo un momento y le responde:
-“Si digo “sí”, ¿saltarías, querida?”.


Un marido llega tarde a casa y salta rápidamente a la cama, entonces su mujer le dice:
-“Déjame tranquila que tengo dolor de cabeza”.
Y el hombre enojado replica:
-“¡Pero bueno! ¿Qué os pasa hoy a todas?”.

 

 SIMILITUDES

Se encuentran en la calle dos amigos y uno le dice al otro:
-“Hoy me he comido dos pechos como dos cocos”.
El amigo entusiasmado le pregunta:
-“¿De grandes?”.
-“No, de peludas”.


Va una mulata al médico y, una vez en la consulta, le dice:
-“Doctor, tengo el potorro como un melón”.
Entonces, el médico asombrado le pregunta:
-“¿Cómo, de grande?”.
-“No, ¡de saaabrooosón!”.
 

 LAS TRES FRUTAS DE JAIMITO

Está Jaimito en clase de Lengua con un profesor un poco borde. Y éste les manda deberes para la mañana siguiente diciéndoles:
-“Mañana tenéis que traerme una frase que contenga tres frutas”.
Por la tarde, Jaimito sale a dar una vuelta por el parque y, de pronto, ve al profesor de Lengua tocándole los pechos a su hermana. Al día siguiente ya en clase, el profesor pide que sus alumnos lean la frase que les había mandado. Cuando llega el turno de Jaimito, éste le dice:
-“Como vuelva a tocarle las naranjas a mi hermana, le meto una patada en los melocotones que le salto el plátano”.

 DETALLES QUE SALTAN A LA VISTA

En la academia de cadetes de la Guardia Civil Española el jefe de reclutamiento entrevista a tres aspirantes gallegos, para probar sus habilidades como futuros detectives. Le muestra al primer candidato una foto durante 5 segundos , luego la esconde y le dice:
-“Éste es su sospechoso, ¿Cómo le reconocería?”.
El candidato contesta:
-“Pues es muy fácil. Le cogería rápido porque sólo tiene un ojo”.
El entrevistador sorprendido contesta:
-“Bueno, es porque la foto está tomada de perfil”.
El entrevistador algo frustrado por esa primera respuesta, se dirige al segundo candidato, y también le muestra la misma foto durante 5 segundos:
-“Éste es su sospechoso, ¿cómo le reconocería?”.
El segundo candidato se ríe socarronamente, mira al entrevistador y dice:
-“Es un juego de niños. ¡Por dios!, ¿no ve que tiene una sola oreja?”.
El jefe de reclutamiento se enfada y les dice:
-“¿Pero qué pasa con vosotros? ¡Por supuesto que tiene un sólo ojo y una sola oreja, porque es una foto tomada perfil! ¿Es esa la mejor respuesta que podéis dar?”.
Ya hundido en la miseria a esta altura de la entrevista, se dirige al tercer candidato, le muestra la misma foto y le dice:
-“Este es su sospechoso, ¿cómo lo reconocería? Piense bien antes de contestar una estupidez”.
El gallego mira intensamente la foto unos segundos y dictamina:
-“El sospechoso usa lentes de contacto”.
Tras la respuesta, el entrevistador queda sorprendido y sin palabras, porque realmente él mismo no sabe si el sospechoso usa o no lentes de contacto.
-“Bueno, esa es una respuesta interesante. Espere unos minutos que reviso el prontuario y ahora vuelvo”.
El hombre, atónito, sale de la sala, va a su oficina, revisa el prontuario y al rato vuelve con una sonrisa radiante, y le dice:
-“¡Excelente! ¡No lo puedo creer! ¡Es correcto! Efectivamente el sospechoso usa lentes de contacto. ¡Buen trabajo! ¿Cómo pudo hacer una observación tan astuta?”.
A lo que el candidato le responde:
-“Fue fácil, no podría usar gafas porque sólo tiene un ojo y una oreja”.

SOBRE HOMBRES... (y I)

-¿En qué se parecen los hombres a las botellas de cerveza?.
En que del cuello para arriba están vacíos.

-¿Por qué son mejores las pilas que los hombres?.
Porque al menos las pilas tienen un lado positivo.

-¿Qué entiende un hombre por colaborar en la limpieza de la casa?.
Levantar los pies cuando su mujer pasa la aspiradora.

-¿En qué se parecen los dinosaurios a los hombres inteligentes?.
En que los dos se extinguieron hace mucho.

-¿Por qué a los hombres les gustan las mujeres vírgenes?.
Porque no pueden soportar las críticas.

-¿Por qué los hombres tienen la conciencia limpia?.
Porque no la han usado nunca.

-¿Cuánto tarda un hombre en cambiar un rollo de papel higiénico?.
No lo sabemos... ¡Nunca ha pasado!.

-¿Cómo llamas a un hombre que se cambia de sexo?.
Inteligencia artificial.

CHORRADAS (y I)

-Cuál es el método anticonceptivo más popular?
El dolor de cabeza.

-Si tengo 40 manzanas en una mano y en la otra tengo 50. ¿Qué tengo?
¡Pues, las manos muy grandes!

-¿Cómo se deja intrigado a un idiota por 24 horas?
La respuesta la coloco mañana a esta hora.

-¿Por qué los pájaros vuelan hacia el sur durante el invierno?
Pues, porque es muy lejos para ir caminando.

-¿Cómo se llama un Boomerang que no vuelve?
Palo.

-¿Cuál es el mes más corto del año?
Mayo, porque sólo tiene 4 letras.

-¿Cuál es la diferencia entre una novia y una esposa?
¡15 kilos!.

-¿Cuál es la diferencia entre un novio y un esposo?
¡45 minutos!.

-Madonna no tiene... El Papa lo tiene pero no lo usa... Bush lo tiene corto... Schwartzenegger lo tiene largo... ¿Qué es ?
¡El apellido, obviamente!.

-¿Cómo llamas a un hombre que mete su instrumento en la boca de una mujer?
¡¡¡Dentista !!!.

NOMBRE POR VOCACIÓN

Una joven, que había soñado desde pequeña con ser monja, ingresa en una orden, y es enviada a un convento en un lugar remoto de Cádiz, donde todo el mundo ceceaba. Cuando llegó, se quedó sorprendida al ver que los habitantes del pueblo llamaban a las monjas Zor María o Zor Tereza, con un ceceo tan peculiar que no pudo reprimir la risa inicial. En el convento estuvo más de nueve años dedicándose a tomar sus votos, hasta que llegó el tan esperado día de casarse definitivamente con Jesucristo, momento en el cual son bautizadas con su nuevo nombre. La Madre Superiora bautizó a las recién iniciadas diciendo:
-“Tú, hija, te llamarás Ana, Sor Ana”.
-“Tú, hija, te llamarás Luisa, Sor Luisa”.
Cuándo le tocó a la muchacha en cuestión, le dijo:
-“Tú, te llamarás Rita, Sor Rita”.
En ese momento la muchacha rompió en un llanto desconsolado, preguntándose “¿cómo una monjita se podía llamar Zor- Rita?”. Así que decidió enviar al Vaticano una carta donde hizo la petición de cambio de nombre. Al cabo de unos meses le enviaron el pasaje y todo lo necesario para ir a cambiarse el nombre, y llegó al Vaticano.
Para cambiar su nombre, se realizaría una ceremonia donde ella tomaría un nombre al azar de una cajita. Antes de comenzar la ceremonia, el sacerdote que la oficiaría le explicó:
-“Hija mía, te hemos dado la oportunidad de cambiar tu nombre ante Dios. Pero debes saber que este nuevo nombre que tomes de la caja será el definitivo. ¡Ahí no hay vuelta atrás.
Escuchado lo que le habían dicho, Sor Rita le contestó:
-“Sí, Padre, estoy segura que no habrá nada peor en esta vida que llamarse Zor RITA”.
-“De acuerdo. Toma un nombre y encomiéndate a Jesús”.
Sor Rita toma el papelito y sin leerlo se lo entregó al sacerdote. Éste lo leyó y, con rostro agradable, le dijo:
-“Hija mía, de hoy en adelante serás ¡SOR RAIMUNDA!”.

 

Volver

ARTESANÍAYDECORACION.COM Calle/. Padre Huesca 26 y 30 Oficinas C/Roldan 5º Planta 1ª,3ª Teléfono 974 244-993 fax 974 220 439 22002 Huesca (España)
Diseño Web por Lineagrafica.es - hosting - tiendas virtuales